NOTICIAS

Emprendedores resilientes: Nueve consejos para cuidar el bienestar personal y del equipo en un 2023 desafiante

Por Raúl Moya, Administrador Público,Mentor de la Red de Mentores 3IE-USM, Fundador de HR Planet

2023 ha sido un año agotador y estresante, y aún nos queda un semestre. Por eso es bueno evaluar algunas ideas sobre cómo cuidarse uno y cómo cuidar al equipo.

Un emprendedor está presionado por el negocio y por su capital humano. Uno depende del otro. Y ambos dependen del emprendedor. Los ámbitos en que más presión se siente a estas alturas del partido, es en lo físico y mental. Por eso, nuestras primeras recomendaciones van dirigidas al emprendedor.

1° Dormir lo suficiente: A pesar de que a menudo vemos recetas del éxito que indican que hay que levantarse a las 5 am para ser como Elon Musk, la verdad es que cada persona tiene su propia fisiología, por lo que es crucial escuchar a nuestro propio cuerpo y dormir lo suficiente. El sueño es el taller mecánico del cuerpo, donde se reparan órganos, células y tejidos, así que no debemos privarnos de ello.

2° Poner límites:  Ya sabemos que cuesta, por la misma presión del negocio, del mercado, de los clientes, de las ventas. Aun así, hay que hacer esfuerzos para generar nuestro espacio personal de descanso. Algunos mecanismos para lograrlo es delegar, planificar y, si es posible, automatizar.

3° Hacer ejercicio: No significa inscribirse en un gimnasio. Los médicos han dicho que bastan 30 minutos de caminata diaria para cumplir con los requerimientos de ejercicio de una persona. Fácil y sin complicaciones.

4° Desconectarse mentalmente: Buscar un espacio en el que pueda olvidarme del negocio y simplemente “pensar” en otra cosa. Mejor aún si ni siquiera pienso. Por ejemplo, darme tiempo para un hobby. Hacer algo que me guste tanto, que me haga olvidar mis preocupaciones laborales; leer un libro entretenido, o ver una película que me saque totalmente de la realidad.

5° Respirar profundo:  Sin la respiración no estaríamos aquí. La damos por hecho. Pero si practicamos una apropiada forma de respirar en el momento adecuado, podemos conseguir grandes beneficios. Por ejemplo, cuando estemos enfrentados a un problema y estemos a punto de estallar, podemos realizar tres respiraciones profundas, lentas, desde el estómago hasta los pulmones. El efecto es inmediato y sorprendente: una sensación de bienestar, de calma, de volver a tener el control.

6° Reír. Probablemente: pensarás “con todos los problemas que tengo, ¿de dónde saco motivos para reír?”. La verdad es que habitualmente existe la oportunidad. Pero nosotros nos cerramos innecesariamente. Hay que estar abiertos a disfrutar y gozar.

Ahora, con respecto al equipo. Sugerencias para que el emprendedor ayude a su equipo a terminar con fuerza el año.

7° Hablar con los colaboradores: ¿Cómo están? ¿Sienten algún tipo de presión? ¿Qué los tiene complicados? ¿Qué les quita el sueño? ¿Cómo puedo apoyarlos para aliviar su estrés? Aunque no lo parezca, conversar con las personas es una forma simple de descomprimir la presión.

8° Celebrar: No todo puede ser presión. Se pueden buscar razones para celebrar y hacer una pausa relajante en la que todos los colaboradores vuelvan a energizarse y recuperen fuerzas para terminar el año con más ánimo.

9° Tiempo: Ofrecer tiempo libre a quienes están sobrepasados, o sobrecargados con tareas. Puede ser una tarde libre, o salir más temprano, o armar turnos híbridos. Las personas valoran muchísimo la oportunidad de disponer de un poco más de tiempo.

Fuente: La Quinta Emprende

Noticias Relacionadas